El 64% de los compradores recurren al móvil para inspirarse

El aumento de la población internauta, el avance de la confianza online, el crecimiento de la oferta en Internet y la mejora de la experiencia de compra han sido los factores definitivos para impulsar las compras online.

Las compras a través de móviles (m-commerce) en el mundo están creciendo casi tres veces más que el e-commerce tradicional. Según el informe de Ditrendia: en el Mundo 2016 tenemos más teléfonos móviles inteligentes que ordenadores.

Por lo tanto, no es de extrañar que el móvil aparezca cada vez con mayor frecuencia a lo largo de los procesos de compra. En el mundo, el 82% de los usuarios de móviles aseguran que utilizan sus teléfonos móviles para buscar información sobre productos antes de realizar una compra.

Eduardo Esparza Country Manager de Webloyalty, proveedor líder internacional de programas de ahorro online para eCommerce asegura que “el auge del mobile commerce ofrece a las empresas la oportunidad de potenciar otro punto de contacto fundamental con el cliente, y fomenta la necesidad de desarrollar páginas web adaptadas a estos dispositivos y la creación de APPs propias para seguir creciendo”.

Aunque cada vez son más las personas dispuestas a comprar a través del móvil, sabemos que es un canal que se usa sobre todo para realizar búsquedas antes de acudir a la tienda física. Un estudio publicado por Google a finales de año señala que el 64% de los compradores recurren al móvil para inspirarse. De hecho, el 76% de los usuarios que buscan algo desde su smartphone visitan el establecimiento relacionado al cabo de un día como máximo.


Si te gustaría pedir tu DEMO no dudes en escribirnos aquí

 

Por qué ser más hábiles a la hora de aprovechar los momentos

Las compañías y las marcas tienen que luchar cada vez más y con cada vez más saña para encontrar su lugar. Es decir, tienen que ser más eficientes que nunca a la hora de establecer cómo van a conectar con los consumidores y cómo lograrán establecer un vínculo, un punto de atención. Tienen que ser mucho más eficientes que nunca a la hora de capitalizar la cada vez más pequeña ventana de atención y de posicionarse, por tanto, con algo que sus receptores quieran realmente seguir prestando atención. Y esto hace que, sea lo que sea lo que las marcas hagan, el momento se haya convertido en, por así decirlo, oro.

Las marcas y las empresas tienen que ser capaces de aprovechar cada vez más los momentos propicios para posicionar sus mensajes y para hacer que sus consumidores conecten con ellas. Ya no vale simplemente con lanzar un mensaje atractivo, sino que además hay que hacerlo en el momento exacto que el consumidor quiere recibirlo o es propicio a hacerlo. Esto implica, por un lado, comprender mejor a los consumidores que nunca y ser más conscientes que nunca de las emociones que están viviendo en cada momento. Por otro lado, supone que las marcas tengan que maximizar su presencia en redes sociales y en dispositivos móviles, ya que ahí es donde se están produciendo las oportunidades para aprovechar el momento.

Si te gustaría pedir tu DEMO no dudes en escribirnos aquí

Fuente: PuroMarketing