La plataforma de contenidos en la nube tendrá varias modificaciones.

La aplicación de escritorio de la plataforma de almacenamiento Google Drive dejará de existir en marzo del 2018. Para evitar que más de 800 millones de usuarios entren en pánico, el gigante tecnológico aseguró que el servicio funcionará de la misma forma que hasta ahora. Mientras tanto, promociona su reemplazo: Drive File Stream, una nueva forma de acceder a tus archivos.

En julio pasado, Google dijo que consolidaría sus aplicaciones de sincronización de archivos de escritorio para Google Drive y Google Photos en una sola denominada Back up and Sync (Copia de seguridad y sincronización) antes de cesar el soporte para las versiones más antiguas de dichas apps en Mac y PC.

Si un usuario entra a Google Drive desde su cuenta de Gmail, todo seguirá funcionando exactamente igual, aclaran.

Unos meses más tarde, el 26 de septiembre, el final de Google Drive comenzó cuando la compañía puso en marcha una nueva versión de escritorio que marca el final de la interfaz, no así el funcionamiento del servicio de almacenamiento.

Entre las novedades destacadas de File Stream, idéntica en funcionamiento a Drive, permite acceder directamente a los documentos almacenados desde la computadora de cada usuario y no desde una página web asociada al navegador de Google.

Drive File Stream estaba disponible hasta la fecha solo para empresa que disponían de una cuenta G Suite, pero actualmente ya fue liberada para el gran público. Entre sus características permite alternar cuentas, como sucedía en Google Drive, y funciona sin inconvenientes tanto en iOS como en Android.