Cainiao, brazo logístico del gigante chino de comercio electrónico Alibaba, anunció el lanzamiento oficial de las operaciones en su nuevo almacén inteligente en Huiyang, provincia de Guongdong.

Según Alibaba, es el hogar de la población más grande de robots móviles en China. Hay más de 100 AGV (vehículos guiados automáticos) en el almacén, que ocupa aproximadamente 3,000 metros cuadrados.

Equipado con Wi-Fi y autorrecarga, estos robots son responsables de mover la mercadería. Al parecer, a diferencia de una versión más grande del robot aspirador Roomba, los AGV pueden viajar a velocidades de hasta 1,5 metros (5 pies) por segundo y transportar hasta 600 kilos a la vez.

Cainiao actualmente ofrece servicios de entrega el mismo día y el día siguiente a más de 1,000 regiones en China. Cuando un comprador realiza un pedido en el sitio de compras de Tmall de Alibaba, se activa un AGV en el almacén de Huiyang. Localiza un artículo ordenado en el almacén y lo transporta a un empleado (humano) del almacén, que prepara y envía pedidos a los clientes.

Nuevas eficiencias

Desde que el almacén comenzó a funcionar en julio, la compañía afirma que la eficiencia entre sus trabajadores humanos ha mejorado tres veces.

En un almacén tradicional, según Cainiao, se podría esperar que un trabajador clasifique 1.500 productos durante un turno de 7.5 horas y que buscar cada artículo requiera que caminen 27.924 pasos durante ese tiempo. “Ahora, gracias a los robots móviles, el empleado podría tamizar a través de 3.000 productos en el mismo turno, mientras solo tomaba un número significativamente menor de 2,563 pasos por día”, dijo la compañía del Grupo Alibaba en un comunicado.

Cada robot móvil está equipado con sensores, para evitar colisiones, pero la gestión de una flota AGV de este tamaño sigue con desafíos, según Hu Haoyuan, un especialista senior en algoritmo de Cainiao.

“La dificultad computacional de comandar 100 robots de almacén es mucho más complicada que instruir a diez robots”, dijo, explicando que, aparte de las colisiones, también es necesario optimizar la eficiencia y minimizar la congestión del tráfico.

Cuando se carga por completo, cada AGV puede funcionar durante ocho horas seguidas. Cuando la batería se agota, encuentra automáticamente un zócalo y se recarga.

Fuente: internetofbusiness.com

By Jessica Twentyman