El éxito de las ventas por Internet puede lograrse si el cliente tiene una experiencia de compra positiva y ello, a su vez, se conseguirá si se cumplen cuatro pilares para acercarse al potencial cliente:

   La infraestructura y tecnología se constituye en el primer pilar. Según el especialista, la tienda online debe estar en constante funcionamiento, pues si el cliente ingresa y la página no está disponible, es como si el local físico no tuviera luz y no funcionara.

  Manejo de la logística y la capacidad de cumplir los plazos de entrega del producto o la prestación de un servicio. El único interés del cliente es que se cumpla la promesa que se le hizo al momento de “hacer clic”.

  Marketing 360, que consiste en llevar a cabo en la tienda virtual las mismas acciones que se realizan en una tienda física. Un vendedor prefiere instalar su local físico en un mall porque hay público o sobre una avenida porque hay tráfico, y similares operaciones se deben llevar a cabo con el marketing online para generar tráfico de visitantes que conlleve a la venta de productos o servicios.

  Atención al cliente, “porque el cliente quiere que se lo atienda de la misma manera o similar que por los canales tradicionales”. Es importante tomar en cuenta claves como la profesionalización, el manejo de indicadores que permitan medir el flujo de visitantes y, finalmente, lograr en el cliente una experiencia de compra positiva.